LEMA DE ESTE BLOG

Lema de este Blog:

...Vivir consiste en construir futuros recuerdos.(Ernesto Sábato)

22 de noviembre de 2022

EN EL ADIÓS AL CAMARADA DOMINGO BARTOLOMÉ

Se nos fue el 20 de noviembre de 2022,  Domingo Bartolomé Pinar, a los 83 años de edad, un histórico sindicalista ferroviario de CCOO y una gran persona. Descansa en paz, compañero Domingo, siempre te recordaremos.

En los últimos años residía en Sigüenza, ciudad de la que fue concejal por Izquierda Unida. El ayuntamiento de la ciudad ha decretado un día de luto oficial en su memoria. Los compañeros de IU y de CCOO de Guadalajara están planteándose hacerle un homenaje dentro de unos días. Todo es poco lo que se haga en su recuerdo y memoria.

Conocí a Domingo a mediados de los años 70 del siglo pasado, en los comienzos de las reuniones preparatorias del Pleno de Representantes Ferroviarios, organismo unitario que creamos en Renfe para negociar el primer Convenio Colectivo al margen del sindicalismo oficial verticalista. Convenio que se firmo en diciembre de 1976. Ya ha llovido desde entonces.

Los dos desde Madrid: Domingo desde el Taller Central de Villaverde y yo desde la estación de ferrocarril de Peñuelas, los dos pertenecíamos a ese grupo de compañeras y de compañeros ferroviarios de CCOO que luchamos para mejorar las condiciones de vida de la clase obrera en el ferrocarril hace ya cerca de cincuenta años. Recuerdo, entre otros,  a algunos queridos compañeros ferroviarios de aquellos tiempos que se nos han ido quedando por el camino, como Antonio Muñoz Frias, Benito Barrera, Manolo Solis, Emiliano Dominguez, Pepe Alonso, Pepa Vazquez, Manolo Navarro, Miguel Zurdo, Manolo Cachán, María Antonia Martinez... Tristemente, ahora nos despedimos de Domingo Bartolomé.

Desde aquellos primeros tiempos del sindicato ferroviario de CCOO y de la agrupación ferroviaria del PCE, he conservado una excelente amistad, con él y con su familia. Con Amparo, su compañera fallecida hace ya muchos años, y con sus hijos Ernesto y Amparin. Incluso uno de mis hijos pasó algunos días de vacaciones en Sigüenza con ellos.

Lo siento mucho de verdad. Ya sé que es ley de vida eso de vivir y morir, pero a veces uno nunca lo espera. Mis más sentidas condolencias a sus hijos, compañeros y demás familia.

Domingo era de esas personas que podía pasar desapercibida, pero siempre estaba allí, a las duras y a las maduras. Yo no le recuerdo de mítines, no era ese su perfil, pero si lo recuerdo cuando nos ponía las pilas ejerciendo de secretario de organización para ampliar a sus queridas CCOO a lo largo y ancho de la red ferroviaria, o cuando nos contaba la situación de las siempre escasas finanzas, a pesar de nuestra gran afiliación en las empresas del sector. Llegamos a tener 25.000 personas afiliadas durante sus mandatos como responsable de organización y finanzas del Sindicato Ferroviario de CCOO.

Domingo fue una de las personas que más hizo por la extensión de CCOO en el ferrocarril en su conjunto. Reitero lo de su “conjunto”, porque cuando muchos de nosotros solo pensamos en Renfe, la empresa principal, él nos recordaba a las otras empresas más pequeñas como FEVE o las contratas ferroviarias. De hecho, él fue durante varios años consejero de FEVE representando a CCOO. El sentido de “sindicato de clase” y no de “empresa”, siempre lo tenía en mente.

Diciembre 2014: De pie, de izquierda a derecha: Domingo Bartolomé María Antonia Martinez, Paco Naranjo, Minerva Garcia Leandro Esteban. Agachados: Pedro Bravo, Miguel Muñoz, Miguel Zurdo, Javier Fernández y Pedro Ovejero. En esa ocasión nos reunimos a petición de Miguel Muñoz, ferroviario e historiador y fue para que le contáramos cuestiones que habíamos vivido en los finales de la Dictadura Franquista y comienzos de la democracia.

Cuento estas cosas relacionadas con el sindicalismo, pero saliéndonos de él, también podría recordar que le llamábamos “el músico”, por su afición a la música clásica y a otras artes. Recuerdo también que la primera vez que fui a la Unión Soviética me dio una clase magistral, con “pelos y señales”, de lo que podíamos ver en Moscú, Y no creáis que estaba allí todos los días, creo que viajó a Rusia una sola vez.

Entre las múltiples anécdotas positivas que podría contar de él y con él, recuerdo una que me impacto. Seria a finales de los años 70 y eran las fiestas de Aluche y en ella conocí personalmente a Simón Sánchez Montero y a su mujer Carmen Rodríguez Campoamor, una entrañable pareja de “rojos”, que estaban atendiendo la barra de la Caseta del PCE. Nos habían invitado otra entrañable pareja, también de “rojos”, que vivían en ese barrio: Domingo y Amparo.

Simón era por aquel entonces Diputado por Madrid en el Congreso, elegido en la lista del PCE en las primeras elecciones generales democráticas celebradas en 1977, poco después de la dictadura franquista, y me llamo la atención que todo un “señor diputado” estuviese en la barra de la caseta del partido despachando tiques de bebidas y comidas. La verdad que había oído y leido tanto y también de él que este detalle me impacto en positivo.

También estaba allí Carmen, su eterna compañera de fatigas, recuerdo que haciendo tortillas. Y no estaban allí para “hacerse la foto”, si no currando como unas personas más en beneficio de la agrupación del PCE de Latina. Como al parecer no decía Cervantes en su Quijote; “Cosas veredes, amigo Sancho”.

En otra ocasión, en 1983, cuando decidimos realizar el III congreso del Sindicato Ferroviario en Cádiz, pensamos en Rafael Alberti para que nos hiciera un dibujo alusivo al tema. Fue dicho y hecho, Domingo se encargó de realizar las gestiones para mantener una reunión con el artista, creo recordar que a través del poeta Carlos Álvarez. A continuación podéis leer el resultado de aquella entrevista con Alberti, pinchandoaquí.

Madrid, marzo de 1985. Entrega en deposito al Museo Ferroviario del cuadro de Rafael Alberti: De izquierda a derecha Manuel Fernandez Aller, Paco Naranjo, Paco Caballero, Miguel Zurdo, dos directivos del museo y Domingo Bartolome.

En fin, que os voy a decir de Domingo Bartolomé Pinar. Como me decía un compañero: “él se ha ido pero nos queda su legado”. Pues sí, así es.

Y hablando de legados, la mayoría de fotos, actas, documentos y otros materiales de carácter histórico del sector ferroviario que están depositados en la Fundación 1º de mayo de CCOO se deben a la labor de recopilación y de “hormiguita” de Domingo.

Un abrazo amigo y también camarada. Y estés donde estés, “compañero del alma, compañero”, descansa en paz, que te lo has “currao”.

Francisco Naranjo Llanos, Director de la Fundación Abogados de Atocha y sindicalista ferroviario de Comisiones Obreras.




P.D.- Este articulo de opinion tambien esta publicado en Madridiario.es

9 comentarios:

  1. Domingo cumplió papel muy importante en la transición de las CCOO de clandestinidad a lo que son hoy en día. Me dedicó mucho tiempo para que yo pudiera realizar mis investigaciones. Una noticia triste que solo se mitiga con el recuerdo de su eterna sonrisa. Sit tibi terra levis.

    ResponderEliminar
  2. Un muy sentido articulo que agradezco por las anécdotas y el cariño con el que está hecho

    ResponderEliminar
  3. Menos mal q algunos seguís aquí recordando a los "olvidados" y no por ello menos comprometidos. Gracias en nombre de tantxs
    Lo siento mucho 😢

    ResponderEliminar
  4. Gran persona, Gran sindicalista en lucha y compromiso, Gran compañero. Se nos ha ido Domingo nos queda su legado. DEP.

    ResponderEliminar
  5. Persona entrañable, sindicalista comprometido y buen amigo

    ResponderEliminar
  6. Hasta siempre querido Domingo. Cuántas charlas, inquietudes, ilusiones con un café o vino hemos compartido. Te echo de menos.

    ResponderEliminar
  7. Una dolorosa pérdida. Fue compañero de mi padre en el TCR de Villaverde. Le recordaremos.

    ResponderEliminar
  8. Ya han pasado días del fallecimiento de Domingo y aún estoy confundido, triste, rabioso. Bien merecido tiene su descanso, pero siempre me va a faltar una charla más, un café más, un vino más. Como compañero de aventuras políticas en Sigüenza te voy a echar de menos, Sigüenza te va a echar de menos, gracias por todo.

    ResponderEliminar
  9. A Domingo le echaremos mucho de menos los que le conocimos en el PCE y en IU del barrio de Aluche (Latina). Camarada con las ideas claras y gran sentido del humor, gran persona.

    ResponderEliminar