LEMA DE ESTE BLOG

Lema de este Blog:

...Vivir consiste en construir futuros recuerdos.(Ernesto Sábato)

TIERRAS EXTREMEÑAS: FERIA Y FUENTE DEL MAESTRE

 

Evaristo e Isabel y al fondo el precioso pueblo de Feria 
«Sobre tierras de suaves ondulaciones y agradecidas al cultivo, montado en otero grande, se extiende el mosaico blanco de la villa de Feria… Los inmensos dominios del antiguo ducado de Feria, que abarcan desde Salvatierra de los Barros hasta Zafra, por el sur, y desde Feria hasta Fuente del Maestre, por el norte, daban perímetro a esas excelentes tierras con las que Enrique III premió los servicios de Suárez de Figueroa, cuando en el siglo XIV le ayudaron a arrancar de manos árabes tantos y extensos territorios. En el más alto otero de la sierra del Castillo, levantaron los de Feria este castillo… con cuatro altas plantas, la grandiosa construcción permite atalayar, en días claros, toda la Tierra de Barros.» (Juan Antonio Fernández)

Hoy hemos estado en Feria y después hemos tomado un refrigerio en Fuente del Maestre, todo ello desde Mérida, lugar donde estoy pasando unos días. El motivo del viaje a Feria es volver a los orígenes de un primo de mi compañera, Evaristo. Este nació en Feria, aunque muy joven se vino a vivir a otro bonito pueblo extremeño: Torremayor, después recalo en Madrid y en la actualidad, vive en Mérida. En el caso de mi compañera Isabel era visitar el pueblo de su querida madre, Dolores, mi suegra, fallecida hace ya muchos años, (Ver  opinión sobre ella en este enlace: Dolores Mujer de pueblo ).

El caso es que hemos pasado una feliz e interesante mañana y parte de la tarde los tres. En mi caso iba más de “taxista” y espectador, pero encantado de ir con ellos y ver unos parajes tan maravillosos, como son los alrededores de Feria y el propio pueblo.

Nada más llegar, será sobre las doce de la mañana, nos encontramos con la romería de San Isidro que salía del pueblo y se dirigía a la ermita de “La Caña”, lugar donde se tenia previsto una fiesta, con concurso de carrozas, de engalanado de caballos y caballistas y por supuesto, el mas sabroso: concurso de calderetas, tortillas y gazpachos. Todo un lujo para un pueblo que tiene poco mas de mil habitantes.  

Salida de la Romería de San Isidro de Feria hacia la ermita de La Cañá

Nosotros veníamos a ver si encontrábamos algún vestigio de familiares de mi compañera y su primo y así nos encaminamos a la plaza de Feria, que esta, como no podía ser de otra manera, al lado de la Iglesia y al comienzo de la ladera que da al Castillo de Feria. Allí, nos encontramos con poca gente, pues la gran mayoría se habían ido a la romería, pero los pocos que había fueron muy educados y conversadores. En especial la señora Quica, de 86 años, para más señas, madre del policía municipal, que nos informo con “pelos y señales”, todo lo que sabia de los familiares por los que preguntábamos.

Mi compañera pregunto con mucho interés por los familiares -compañera e hija- de un hermano de su madre, Francisco, asesinado por las huestes franquistas, en 1936, por atreverse a entrar en el casino del pueblo -en la actualidad un bar- sin permiso del señorito de turno, además de hablar mal de los sublevados al régimen democrático de La República. Igualmente, la señora Quica nos hablo de otros familiares. Por su parte Evaristo, recordaba donde había vivido de pequeño con sus padres y estuvimos viendo las portadas de las casas donde habían morado padres y abuelos, ya completamente remodeladas con respecto a cómo estaban hace ya muchos años.  

Después nos fuimos un rato a la romería de San Isidro, a “La Cañá”, lugar muy bonito, aunque para mi gusto bastante seco, a pesar de pasar muy cerca del lugar un rio. Convivimos con algunos de “los romeros”, nos tomamos unas raciones y unas cervezas y nos volvimos hacia Mérida.

Pero al volver y al pasar por el bonito pueblo de Fuente del Maestre, hemos hecho una parada y estando tranquilamente en el bar donde tomamos un refrigerio, nos ha llamado la atención el monumento que puso su Ayuntamiento en 2003, dedicado a la libertad de los pueblos. Me ha encantado y ahí dejo una foto de la misma.

En la rotonda de la calle Pilar con el paseo Extremadura en la localidad pacense de Fuente del Maestre se encuentra este monumento por la libertad de los pueblos, consistente en un brazo de cinco metros de altura de bronce orientado hacia el cielo que sujeta en la mano una cadena rota.

He buscado en internet y he encontrado que su creador y escultor, José Gómez de Guerrero "Mago Merín", dice de ella: "Es un homenaje a la libertad de los pueblos, a la libertad que tenemos todos los seres humanos del mundo a ir libremente a buscarnos el pan donde nos dé la gana". Estoy completamente de acuerdo con lo que dice y con el expresivo monumento. En todos los pueblos debería haber uno como este. Por supuesto cuando se puso ese excelente y esclarecedor monumento, en Fuente del Maestre estaba gobernando la izquierda. Su alcalde era en aquellos años Diego García Lavado.  Es posible que en la actualidad ese tipo de monumentos no se hubiera aprobado.

En fin, lo dicho, una mañana y parte de la tarde, feliz e instructiva. Seguiremos visitando pueblos de Extremadura, la eterna desconocida.

Francisco Naranjo Llanos

Director Fundación Abogados de Atocha