LEMA DE ESTE BLOG

Lema de este Blog:

...Vivir consiste en construir futuros recuerdos.(Ernesto Sábato)

PASEO DE MARCELINO CAMACHO

Las trabajadoras y trabajadores de este país y especialmente los madrileños estamos de enhorabuena. Al fin se ha conseguido que Madrid rinda homenaje a un sindicalista de raza, una persona referente  y fundadora de las Comisiones Obreras, pues ayer el pleno del Ayuntamiento de Madrid, con los votos favorables de "Ahora Madrid", PSOE y Ciudadanos (y la abstención del PP) se ha aprobado sustituir el Paseo de Muñoz Grandes por Paseo Marcelino Camacho.
Pero no esta demás recordar como se ha llegado a conseguir que el Ayuntamiento madrileño tomara esa decisión. Para ello nos tenemos que remontar a finales de Octubre de 2010, fecha que murió Marcelino y que estábamos dándole el último adiós en el Auditorio de CCOO de Madrid que lleva su nombre.
Entre las numerosas personalidades que pasaron por el Auditorio de Lope de Vega, lo hizo el Alcalde de Madrid, por aquel entonces Alberto Ruiz Gallardon, que a sugerencia de CCOO, en concreto por Javier López, secretario general de las CCOO madrileñas en aquellos momentos, declaro públicamente que en el próximo pleno iba a proponer que se dedicara una calle, una plaza o un espacio publico, a Marcelino, para que “su figura quedara siempre vinculada a Madrid”.
Pasaron los días y los meses sin hablar del tema y fue a finales de enero de 2011 cuando aprovechando la visita a unas naves, que iban a ser una posible Factoría Industrial de Vicalvaro, cuando de nuevo Ruiz Gallardon volvió a referirse a Marcelino, diciendo que iba a proponer que “esa extraordinaria instalación llevara el nombre de Marcelino Camacho". A partir de esa fecha desde las administraciones  publicas hubo varios años de silencio absoluto.
Aunque es justo reconocer, que tanto CCOO, como las asociaciones de vecinos relacionadas con Carabanchel (el barrio de Marcelino), continuaron reivindicando un espacio publico para el sindicalista. En concreto lo que mas insistian era que la antigua cárcel de Carabanchel si se convertía en hospital llevara el nombre de Marcelino Camacho.
Curiosamente en Abril de 2015 la Junta Municipal de Chamartín aprobó una resolución planteando que unos jardines de la calle Víctor de la Serna llevara el nombre de Marcelino Camacho. No me consta que ocurrió después con esa propuesta.
Pero fue en el otoño de 2015 cuando de nuevo se volvieron a alzar voces para que Marcelino tuviera un reconocimiento en Madrid Ciudad, pues en varios pueblos del cinturón madrileño si lo tiene. CCOO de Madrid, en el acto que se realizo el 29 de octubre con motivo del 5º aniversario de su fallecimiento,  por boca de su actual secretario general Jaime Cedrun, reitero la petición del sindicato, recordando a la alcaldesa Manuela Carmena, que cumpliera el compromiso que adquirió el Ayuntamiento hace años, para dedicar un espacio público a Marcelino Camacho. "Queremos que en ese cambio de callejero, con la eliminación de los nombres de los fascistas, que una gran avenida de Carabanchel lleve su nombre", dijo Cedrun.
También me consta que desde las asociaciones de vecinos de el entorno de Carabanchel se ha trabajado   con constancia para conseguir que esta calle fuera una realidad y también es justo reconocer la actitud, siempre positiva, de la actual concejala presidenta de la junta municipal de Latina y Carabanchel, Esther Gómez.
En definitiva que como siempre cuando hay voluntad política se consiguen las cosas y esta vez es que es de absoluta justicia que Madrid le concediera un reconocimiento merecidísimo a una figura histórica e inrrepetible como fue y sigue siendo Marcelino Camacho.
En casa de Marcelino y Josefina en el 90 cumpleaños de Marcelino 
Para general conocimiento a continuación  incluyo una breve biografia de Marcelino:
MARCELINO CAMACHO
Sindicalista y político español. Fue fundador y primer secretario general de Comisiones Obreras entre 1976 y 1987 y diputado comunista por Madrid entre 1977 y 1981.
En 1935 ingresó en el Partido Comunista de España (PCE), compromiso que le llevó a luchar en el bando republicano durante la Guerra Civil de 1936-39. Tras la derrota de éste, fue juzgado y condenado en represalia por el bando vencedor: fue encarcelado y, más tarde, asignado a un batallón de trabajos forzados en Tánger. Se evadió de un campo de concentración franquista y pidió asilo político en la Argelia francesa.
En 1957 fue indultado y regresó a España, trabajó como obrero metalúrgico en la empresa Perkins Hispania; allí fue elegido miembro del Comité de Empresa. Desde principios de los años sesenta impulsó la formación de las ilegales Comisiones Obreras que, bajo inspiración fundamentalmente comunista, defendían los derechos de los trabajadores al margen del sindicato único del régimen de Franco.
Fue detenido por ello en 1967; encarcelado durante nueve años por la dictadura, el proceso judicial contra él y sus compañeros sindicalistas («Proceso 1.001») se convirtió en un símbolo mundial de la lucha por las libertades; recuperó la libertad por el indulto concedido a la muerte de Franco.
Cuando el movimiento sociopolítico de Comisiones Obreras se unificó en una confederación sindical, Camacho fue elegido su primer secretario general (1976). Durante su periodo al frente de CCOO consolidó su organización como fuerza sindical mayoritaria. En 1987 dejo su puesto por razones de edad y pasó a ocupar el cargo de presidente del sindicato hasta 1996.
(Marcelino Camacho Abad; Osma la Rasa, Soria, 21 de Enero de 1918/ Madrid 29 de Octubre de 2010).

FRANCISCO NARANJO LLANOS 
Director de la Fundación Abogados de Atocha