LEMA DE ESTE BLOG

Lema de este Blog:

...Vivir consiste en construir futuros recuerdos.(Ernesto Sábato)

SE NOS FUE EL CURA PACO, UNO DE LOS 10 DE CARABANCHEL

El sábado 5 de Marzo ha fallecido en Madrid, a la edad de 85 años, Francisco García Salve, “El Cura Paco”, histórico sindicalista de CCOO, gran luchador por las libertades sindicales y políticas en nuestro país, siempre defendiendo a los más desfavorecidos y a la clase obrera. Paco era una de esas personas que llevamos algunos con mucho orgullo de clase y como referente en nuestra Mochila, aunque en los debates en algunas ocasiones no hubiéramos coincidido, cuestión que no tiene que ser óbice para que admirásemos su capacidad intelectual y política.

De orígenes modestos, nació en un pequeño pueblo de Zaragoza en 1930 (Farlete) y perdió a su padre siendo un niño, en 1934,  durante la revolución de Asturias. Recogido por los abuelos en Palencia, la madre lo llevó cuatro años después a vivir a Bilbao, en casa de su tío Vicente, tranviario y sindicalista de UGT, persona que fue condenada a muerte por el régimen franquista “por el grave delito” de tener en su casa un retrato de Pablo Iglesias, el fundador del PSOE y UGT.

Cursó estudios en un colegio de jesuitas e ingresó en la Compañía de Jesús al terminar el Bachillerato. Su proximidad al movimiento obrero se inició por su conocimiento directo, mientras residía en San Sebastián, de la represión que sufrían algunos participantes en huelgas. En 1967 se trasladó a Madrid donde, además de ejercer de cura obrero, trabajo como peón de la construcción, en muchas empresas y fue despedido de todas por implicarse en las reivindicaciones, luchas y huelgas que en ellas se desarrollaban junto con otros dirigentes históricos de aquellas incipientes Comisiones Obreras de la Construcción, Arcadio, Macario y Tranquilino.

En junio de 1972, conjuntamente con la dirección nacional de CCOO, Paco fue detenido en el convento de Oblatos de Pozuelo de Alarcón, en el caso conocido popularmente  como Proceso 1001 o los 10 de Carabanchel, junto con Marcelino Camacho, Eduardo Saborido, Nicolás Sartorius, Fernando Soto, Juan Muñiz Zapico, Francisco Acosta, Miguel Ángel Zamora, Pedro Santiesteban y Luis Fernández Costilla.



A consecuencia de esa detención a los 10 dirigentes sindicales de CCOO acusados  en el Proceso 1001 los condenaron a 164 años de prisión por los jueces del régimen franquista (TOP). Paco fue condenado a 19 años de prisión y aprovecho el tiempo que estuvo en la cárcel, (tres años y medio), para iniciar los estudios de Derecho, que terminó ya en libertad. Tras dejar la orden y el sacerdocio, además de pertenecer varios años a la Dirección Confederal de CCOO y también al Comité Central del PCE,  ejerció como abogado laboralista hasta su jubilación

Conocí personalmente a Paco en la década de los 70 del siglo pasado y siempre me pareció una persona con unas ideas políticas muy firmes y una conciencia de clase a prueba de bombas. Sus libros “Yo creo en la clase obrera” y “Con esta sangre obrera”, entre otros, lo atestiguan. Libros que dicho sea de paso por decir verdades como puños le hizo pasar por los tribunales. También lo escuche participar en los Consejos Confedérales y en los primeros Congresos de CCOO ya en democracia y aunque se quedara en minoría, cosa que ocurría en muchas ocasiones,  defendía con gran vehemencia y cargado de argumentos sus propuestas.


La ultima vez que estuve con él fue hace poco mas de un año, en enero de 2015,  en la presentación del libro:  “Preso político, cura obrero y sindicalista de CCOO” y la verdad es que me encanto ir pues  escuchar en vivo y en directo a una persona de 84 años que han vivido intensamente la dictadura franquista y esa transición española, tan denostada por algunos en los últimos tiempos, te da moral, sobre todo porque uno también algo la ha vivido y aunque pueda tener algunas discrepancias coincide con el en lo esencial.

Y es que en lo esencial coincidimos casi todos, en lo que se tuvo que luchar en las calles, en las fábricas y en el tajo,  para llegar a una democracia en nuestro país  y a tener una Constitución que en aquellos momentos (año 1978) era ejemplo para muchas democracias avanzadas y consolidadas.  Aunque algunos despectivamente califiquen ahora aquella etapa  como el  “régimen” de la Transición  y que hay que acabar con él.

También participaron en la  presentación del libro Nicolás Sartorius, Paca Sauquillo, Cristina Almeida, Ignacio Fernández Toxo  y el historiador y autor del libro Juan Antonio Delgado.


Pero como el protagonista principal era Francisco García Salve “Paco el Cura”, solo comentar sobre ese evento, esta breve reflexión, que una persona con 84 años, que son los que tenia Paco, con una mente lucida y una buena memoria, daba gusto oírle decir con esa gran voz: “Hay que continuar luchando para recuperar lo que el  Gobierno del PP   nos esta robando en estos últimos años. Sobre todo me refiero a  lo más preciado,  que es la cultura,  la educación y  la historia”.

Yo por mi parte nunca olvidare Paco, que tú  fuiste uno de los pocos dirigentes sindicales que  nos enseñaste conciencia de clase, cuando algunos comenzábamos a caminar por el sindicalismo, pues además de que por entonces eras el responsable de la secretaria de formación confederal de CCOO, lo reflejas en algunos de los cerca de cuarenta libros que has escrito hasta la fecha. El que mas recuerdo, como decía antes, y  creo que fue de los más leídos, era “Yo creo en la clase obrera”.

Gracias Paco, por haber estado ahí y no lo dudes eternamente te recordaremos, pues siempre ocuparas un lugar preferente en el renacer del movimiento obrero en España, pues personas como tú han hecho posible que en nuestro  país aun quede conciencia de clase.

 FRANCISCO NARANJO LLANOS

Director de la Fundación Abogados de Atocha