LEMA DE ESTE BLOG

Lema de este Blog:

...Vivir consiste en construir futuros recuerdos.(Ernesto Sábato)

11.M: 192 VIDAS EN NUESTRA MEMORIA

“Por favor, señorías, dejen de crispar a los ciudadanos desde sus escaños, dividiendo al pueblo. No hagan política de patio de colegio. Va siendo hora de dejar de trasladarnos sus miserias y crispaciones"...


Así comenzó Pilar Manjón su intervención en la Comisión de Investigación del Congreso de los Diputados...casi nueve meses después de aquel brutal y cruel atentado islamista, en el que murieron en Madrid 192 personas..."

Aquel 11 de Marzo de 2004, -me acuerdo tal como si fuese hoy- a primera hora de la mañana iba escuchando la radio, camino de Alcalá, a un congreso sindical de la comarca del Henares.

Eran poco más de las ocho de la mañana cuando Iñaki Gabilondo en la SER, anunciaba que: “hace unos momentos se ha registrado dos explosiones consecutivas en la madrileña estación de Atocha y muy cerca de ella, por el momento las noticias son confusas”

A partir de ahí todo se precipita, llego tarde a Alcalá por los atascos y controles que había en varios puntos de la carretera. No se celebra el acto previsto, pero sí una manifestación a las doce de la mañana para condenar el atentado, desde la sede de CCOO hasta el Ayuntamiento.

 Por la tarde de vuelta a Madrid se comienzan los preparativos de la gran manifestación unitaria del día siguiente. También se empiezan a difundir los comunicados conjuntos condenando los atentados, así como los de la convocatoria de la manifestación.

Fatigado del todo el día, sobre las nueve da la noche, lo primero que pienso es irme a casa. Un compañero dice de ir al IFEMA, lugar donde llevan los cadáveres de los atentados. Las familias de los fallecidos o desaparecidos están en el recinto ferial Juan Carlos I, donde son teóricamente atendidos por psicólogos y psiquiatras, que les acompañan durante el tiempo que tarden con el proceso de identificación.

Aunque insisto en no querer ir al IFEMA, mi compañero me convence y al final voy pero con la idea de estar solo un rato. El panorama que nos encontramos allí es muy difícil de describir. Hay que vivirlo.

Después de ver muchas escenas de dolor y de muchas vueltas por el edificio, encontramos y tratamos de animar a la familia Benito Samaniego, con un hijo desaparecido, de 27 años, Rodolfo, sobrino de un amigo, conocido dirigente sindical: Rodolfo Benito, que para el dolor de su familia apareció esa misma noche. Era uno de los asesinados por el atentado.

Con su nombre, familiares y amigos ha creado una Fundación, con sede en Alcala de Henares, con el fin de mantener vivo su recuerdo y el de las personas que sufrieron el brutal atentado en las estaciones de RENFE de Madrid. Todos los años, además de otras actividades, se realiza un acto en recuerdo y homenaje de las victimas en donde se entregan los premios de la Fundación a la Innovación Tecnológica.
Ver pagina Web: http://www.fundacionrodolfobenitosamaniego.org/

Vuelvo de nuevo a la noche de aquel día. Serian ya más de las doce de la noche. Recuerdo que en otro lugar del edificio del IFEMA alguien nos comento que se encontraba Pilar Manjón, a la que fuimos a ver y que también estaba a la espera de saber algo de su hijo Daniel. Pilar, sindicalista, miembro de la Ejecutiva de CCOO de Madrid en aquellas fechas, estaba destrozada ya en esos momentos. Como comentaba antes ya estabamos en la madrugada de la noche del 11-M y nuestros abrazos y palabras de ánimo no le servían de nada. Su hijo estaba desaparecido y se temía lo peor. Y lo peor tardo, su hijo fué de los últimos en identificar, no apareció hasta algunas semanas después.

El dolor de esa madre, además al ser compañera y amiga, ha sido desde entonces algo que no he podido olvidar ni creo que nunca en mi vida olvidare.

Meses después Pilar Manjón, dio muestras a todos de su entereza y valentía. Eso ya lo sabe la sociedad española y creo que todo el mundo. Entonces solo lo sabiamos algunos de nosotros. Cada vez que la veo y la abrazo, siento como un pinchazo en el corazón, continuo emocionándome y me acuerdo de aquel fatídico día, 11-M del 2004, día que fueron asesinadas más de 190 personas y su hijo: Daniel Paz Manjón, de 20 años.

Recuerdo que me fui a casa más allá de las dos de la madrugada, de aquel 11-M, ya 12 de Marzo, pero aunque pude hacer poco, me siento orgulloso y nunca me he arrepentido de haber ido y estado en el IFEMA aquel día y parte de la noche.

No quiero finalizar sin dejar escritas en este blog algunas de las palabras de Pilar en la Comisión de Investigación del Congreso de los Diputados, en diciembre de 2004, con la desagradable imagen de los representantes del Partido Popular: Eduardo Zaplana y Martínez Pujalte, "pasando" de Pilar y leyendo distraída y al parecer divertidamente un periódico, mientras ella hablaba y lloraba en nombre de las victimas. Algo, que aunque fue por TV, también se me ha quedado muy gravado en la memoria. Ese desprecio por las victimas de los "teóricos" representantes del pueblo es difícil de olvidar...

Aquella intervención de Pilar, fue calificada por muchos como un “aldabonazo a las conciencias”, a mi entender también como una verdadera lección de valentía y coraje, de una madre que ha perdido un hijo, así como de una representante responsable de un amplio colectivo cruelmente golpeado.

Estos son algunos párrafos de sus palabras:

“Sr. Presidente, señoras y señores Comisionados:

Mi nombre es Pilar Manjón. Vengo en representación de la Asociación 11M Afectados del Terrorismo, de las víctimas, heridos y sus familias...

...Por favor, señorías, dejen de crispar a los ciudadanos desde sus escaños, dividiendo al pueblo. No hagan política de patio de colegio. Va siendo hora de dejar de trasladarnos sus miserias y crispaciones. A veces logran contagiarnos, aunque finalmente, los ciudadanos, estamos atentos a cualquier gesto y obramos en consecuencia".

                                Video de la intervención de Pilar Manjón en la Comisión
                                                  del Congreso de los Diputados.

Desde que ocurrió el atentado criminal hasta la fecha han pasado once años y todos los años los sindicatos de clase, CCOO y UGT, conjuntamente con la Unión de Actores, recuerdan ese día en la estación de Atocha-Cercanías,  rindiendo a las victimas y a sus familiares su mas sentido homenaje. Este año esta previsto realizar el acto el miercoles 11 de marzo a las 10 de la mañana.


Sirva este breve escrito como recuerdo y homenaje a Daniel, a Rodolfo,.. en definitiva a las 192 personas inocentes  asesinadas y a los más de 2000 heridos en el brutal atentado de aquel 11-M  y que tanto dolor, rabia e indignación, causo a todos, especialmente a sus familiares y amigos.

Ahh y gracias por estar ahí y por tu fortaleza  Pilar ...compañera, ademas de amiga...



Ronteky

5 comentarios:

  1. Que te puedo decir: No hay palabras para describir ese horrible dia, para cualquier persona del mundo con un poquito de amor en sus corazones es algo que no se va a olvidar nunca

    ResponderEliminar
  2. Lo primero, gracias por compartir parte de tu vida, aunque esta parte sea una etapa de dolor y horror.
    Aquel once de marzo de dos mil cuatro, creo que nadie lo ha podido olvidar, cada uno lo recuerda a su manera. Mi familia ha vivido desde hace casi cuarenta años en dos de las zonas donde habían subido muchos viajeros, por fuerza siempre conoces alguna victima, en este caso a muchas familias que perdieron a un ser querido. En el caso de una madre, como en el de Pilar, no puedo imaginar dolor mas grande, que perder un hijo, se lo que es estar al lado de una madre que sabe que no volverá a verle, pero le queda un hilo de esperanza, pensando que a lo mejor no esta muerto o no va a morir, se como es, ver que sonríe pensando que volverá abrazarle, y un instante después ver su mirada perdida, una mirada que te dice lo terrible de la situación, y en muchos casos una mirada que les acompaña el resto de sus vidas. Hay caminos que nadie quiere recorrer, y este es uno de ellos, ver a una madre que le han arrebatado a su hijo de una manera violenta, ese día hubo muchos padres así. Mientras los políticos que estaban en el poder, hacían campaña electoral, culpando a ETA del brutal atentado.
    Recuerdo como a las nueve de la mañana, escuchaba la radio, y a la vez discutía, con un conocido (de izquierda, tengo que decirlo) sobre los responsables del atentado, “no ha sido ETA, no es su forma” le dije, aquel día se cometieron dos atentados, uno el de los trenes, otro el gobierno manipulando al pueblo.
    Te vuelvo a dar las gracias por tu generosidad y compartir etapas de tu vida.

    ResponderEliminar
  3. El dolor de Pilar Majón me ha hecho recordar el miedo que pasamos en casa el día del atentado de Hipercor. Mi cuñada, embarazada de mi sobrina, había ido a comprar aquella tarde a ese centro comercial. Cuando nos lo dijo me hermano nos invadió el pánico. Sin embargo, se libró. Tuvo suerte y se libró. Cuando la bomba estalló a las 4 de la tarde ella ya estaba fuera.
    El 11 de marzo de 2004 fue un día trágico para nuestra sociedad, en general, y para muchas familias, en particular, que se vieron abocadas a una guerra que no era la suya, con consecuencias fatales para los muertos y sus familias para las personas heridas, trabajadores y estudiantes en su mayoría, todas afectadas por el trance de la barbarie del terrorismo.
    El impacto emocional que el 11M provocó en todos nosotros y, sobre todo, en la clase dirigente española fue enorme. El uso político que se hizo del atentado, y sus consecuencias, llenaron muchas páginas y minutos en los medios de comunicación. La ignominiosa, vergonzosa, irresponsable, indigna, vil, indecente, carente de todo sentido común política que el PP con la interesada ayuda de El Mundo, la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) y otras entidades de igual dudosa trayectoria llevó a cabo al respecto fue un atentado a las más mínimas normas de la convivencia pacífica,

    ResponderEliminar
  4. Emocionante el artículo, desgraciadamente todavía al día de hoy hay quien mantiene la ignominiosa, vil, indecente etc idea de utilizar el terrorismo en beneficio político. Lamentable

    ResponderEliminar
  5. 1 de Marzo. Recuerdos inconexos. El humo sin olor. El silencio en el tren. Salir del vagón pasando por encima de un cuerpo. La primera cara a la que miro, ensangrentada, la de un ¿rumano, polaco? que me pide el teléfono para llamar a su novia. Se parece a mi vecino pero no es él.
    La figura de un hombre rechoncho con un mono amarillo que se acerca con el rostro desencajado. Subo otra vez al tren a por mi mochila con las carpetas del sindicato…¿? La curva del tren, la gente en silencio, sentada y tumbada al lado de la vía. La luz azul del amanecer de marzo. Llamo y tranquilizo a mi compañera. Voy andando hasta Atocha y dicen que han estallado más bombas dentro de la estación. Cruzamos la avenida corriendo pero sigue el silencio.
    Voy al sindicato y entrego la carpeta de un trabajador de la construcción marroquí porque vencía este mismo día. Me voy a Mapfre. Casualmente, ese día están mis compañeros de CCOO haciéndose el reconocimiento médico anual. Les digo, bromeando, que dado el estado de mis oídos tendré que pasarme a la patronal porque es el lugar adecuado para un asesor sordo. Cada uno lo supera como puede. Y lo consigo con todo el afecto y cariño de los que me rodean. Gracias.

    ResponderEliminar