LEMA DE ESTE BLOG

Lema de este Blog:

...Vivir consiste en construir futuros recuerdos.(Ernesto Sábato)

LAS COSTALERAS DE LA DEMOCRACIA

En  la conmemoración del 50 aniversario de CCOO en el ferrocarril, en el acto que realizamos en Madrid el mes de febrero de 2015 y presentamos el libro "Vias de Libertad", hice un breve reconocimiento a las mujeres de los sindicalistas ferroviarios que se jugaron la cárcel y algunos de ellos la vida, en su lucha por la mejora de los derechos sociales y laborales de los trabajadores y de la libertad y la democracia en nuestro país en tiempos de la dictadura franquista.

También la transición no fue un proceso solamente institucional, sino una época  luchada y trabajada  activamente por la clase obrera  y muy especialmente  por los militantes de las entonces ilegales CCOO y el PCE.

Y aunque la mayoría eran hombres, ellos no estaban solos. Detrás de cada hombre como dice el  viejo dicho: “ Siempre hay una gran mujer".

En diferentes épocas las mujeres  han sido las musas, la motivación y el pilar emocional de muchos  hombres que la historia ha designado como importantes en sus tareas. Y en el caso que nos ocupa sin ellas no   hubiera sido posible  la fuerza  del movimiento obrero en nuestro país y la lucha que se libro por la libertad sindical y la democracia en la dictadura franquista  y en la transición.

Hoy quisiera profundizar algo más sobre este tema y quiero recordar en primer lugar a dos mujeres que apoyaron a dos grandes hombres, cada uno en su actividad.  Mujeres que por azares de la vida incluso tenían el mismo nombre: Josefina.

Josefina Manresa fue para  Miguel Hernández, además de  esposa y madre de sus hijos, musa de inspiración poética y guardiana de su legado en los duros años de la clandestinidad.  Quizás el conocido  libro de versos “El rayo que no cesa”, es uno de los que mejor lo refleja esa influencia.

En cuanto a Josefina Samper, compañera de toda la vida de Marcelino Camacho, poco tendría que decir. Los que hemos tenido el honor de conocerla antes y después de la muerte de Marcelino, sabemos muy bien lo que ha significado para Marcelino y para la lucha por la libertad, la democracia y la justicia en este nuestro país.

Lo que me gustaría reflejar aquí es que al igual que Marcelino Camacho y Miguel Hernández, nosotros sindicalistas ferroviarios, también teníamos nuestras “Josefinas”. Eso sí la gran mayoría de ellas desconocidas,  olvidadas y muy poco valoradas, pero que compartían con una gran fuerza y entereza nuestras angustias, miedos y tristezas  y porque no decirlo también nuestras alegrías.

Casi ninguna militaba  sindicalmente, porque entre otras cosas no trabajaban fuera de casa, (dicho sea de paso porque en muchas empresas las leyes franquistas no las dejaba trabajar si eran casadas, como era el caso de RENFE), pero si lo hacían social y políticamente, apoyando a sus compañeros, repartiendo propaganda, pegando carteles, ayudando a confeccionar una octavilla, un comunicado, etc.


Algunas de las que voy a nombrar ya han fallecido pero siempre permanecerán   en nuestros corazones. Seguro que me olvido de muchas  pero como muestra representativa voy a dar a conocer a algunas de ellas:

Africa la compañera de José Luis Martino, Amparo compañera de Domingo Bartolomé, Mercedes compañera de Benito Barrera,   Cuqui compañera de Manolo Fernández Aller, Palmira compañera de Leandro Esteban,  Marisa compañera de Pedro Ovejero, Emi compañera de Antonio Maestre, Antonia, compañera de Paco González  y por supuesto la más importante…. para mí: Isabel la madre de mis hijos y mi compañera de toda la vida.

Estas compañeras que he mencionado, por supuesto son una pequeña muestra. Para ellas mujeres de ferroviarios y para otras muchas de otras actividades,  por su valor, por su sacrificio, me gustaría pedir un respeto y un reconocimiento público y el honroso título de “Costaleras de la Democracia”, pues claramente  lo merecen, tanto o más que muchos hombres

RONTEKY

VIAS DE LIBERTAD

50 años de CCOO en el ferrocarril

Con Marcelino Camacho y la delegación sovietica
en el primer congreso del Sindicato ferroviario de CCOO (1978)
El pasado 26 de febrero participe activamente, conduciendo el acto de presentación del libro "Vías de libertad: Historia del sindicato ferroviario de CCOO", un excelente libro de José Luis Esparcía, escritor y miembro de la Ejecutiva del Sector Ferroviario de CCOO. 

Este acto sirvió de colofón para celebrar la reunión central de los 50 años de CCOO en el ferrocarril, a la que asistieron mas de 300 compañeros y compañeras de toda la geografia ferroviaria, cerrando así un ciclo de más de cuatro meses de recorrido por diversas ciudades de nuestro país.

Comencé mi intervención con unas palabras de bienvenida, recordando donde nos encontrábamos, el “Auditorio Marcelino Camacho”,  donde han pasado muchas historias, entre ellas como mas destacables, recordar que desde allí han salido los piquetes informativos para distribuirnos por Madrid en las huelgas generales, desde la mas mediática, la famosa del 14.D (del 14 de diciembre de 1988), hasta la ultima del 14.N (del 14 de noviembre de 2012), pasando por la de 1992,1994, 2002, 2003, 2010, 2011 y las dos del 2012).

Es decir nueve huelgas generales en poco mas de 20 años y hay quien dice que ¿Dónde están los sindicatos?...No se otros pero CCOO estaba ahí, y como siempre a la vanguardia de la clase obrera.

También han pasado por allí otros acontecimientos, muchos de ellos alegres y otros mas tristes, como por ejemplo allí en ese auditorio estuvo  la capilla ardiente de Santiago Carrillo y tambien la de uno de nuestros fundadores y primer Secretario General de nuestras queridas CCOO, que por cierto como sabéis muchos no fue ferroviario por culpa de la Guerra Civil, me refiero, como no puede ser de otra manera a nuestro querido y nunca olvidado compañero Marcelino Camacho.
             
Un momento del acto

También participo con una breve intervención Jaime Cedrun secretario general de CCOO de Madrid, en la que destaco la lucha de los ferroviarios en los años 70, resaltando que  a nadie le quede duda de que "La libertad y la democracia  llegó gracias a la lucha y el esfuerzo de la clase obrera de este país".

Entrando en los momentos de mayor emoción. desde CCOO se reconocieron a los fundadores e impulsores del sindicato, desde 1964,  agasajados por ser las personas que comenzaron a formar las CCOO ferroviarias en los años 60, Vicente  Muñoz Frías, Eduardo Rosuero, Alejandro Montero y Antonio Muñoz Frías.

A continuación fueron reconocidos algunos de los impulsores del sindicato en los años 70, Benito Barrera, Manuel Navarro, Juan José García, Domingo Bartolomé, Ángel Villa, Tomas Sebastian, María Jesús Álvarez, Teresa Hernández, Leandro Esteban, Pedro Ovejero y Miguel Zurdo y yo mismo.

Igualmente fueron recordados y reconocidos los secretarios generales elegidos desde 1978 hasta la fecha: José Luis Martino, Manuel Fernández Aller, José Manuel López Aira, Juan Carlos Cáceres y Manuel Mª Nicolás Taguas.

También se aprovecho la fecha para  homenajear a las mujeres de los sindicalistas, esas grandes olvidadas, por la gran labor que hacen en la sombra, especialmente en aquellos difíciles años de la clandestinidad y de la transición democrática.

Con Toxo y José Luis Esparcía.

La reunión contó también con el apoyo y las intervenciones de los secretarios generales del sector ferroviario de CCOO, Manuel Nicolás Taguas, de la Federación de Servicios a la Ciudadanía, Javier Jiménez y  de la Confederación Sindical de CCOO, Ignacio Fernández Toxo.

Por ultimo el evento contó con la presencia  del mítico poeta Carlos Álvarez y del cantautor Luis pastor que deleitaron  a los asistentes con sus poesías  y sus canciones.

Luis Pastor: "Vamos juntos compañero"

En definitiva ese día 26 de febrero de 2015, cargado de emociones (a alguno se nos escapo mas de una lagrimita y había compás que no se veían personalmente mas de 30 años),  sirvió para realizar desde las Comisiones Obreras ferroviarias un agradecimiento especial a las personas que, en diferentes momentos de nuestra historia sindical, han colocado su ladrillo para que esta gran casa que es nuestro sindicato, nuestras queridas CCOO, sean una realidad mayor y mejor cada día para la defensa de los intereses de clase en la sociedad que nos ha tocado vivir.

En cuanto al libro comentar que su autor, José Luís Esparcía, además de compañero y amigo,  ha publicado libros de narrativa, poesía y ensayo, además de colaborar en revistas y dar conferencias en España y en otros países.


Portada del libro "Vias de libertad"

En sus cerca de 300 páginas de esta interesante obra,  todo o casi todo de la historia de nuestro sindicato ferroviario de CCOO, ha quedado reflejada. Libro que por otra parte con exquisita sensibilidad,  José Luis, trata de honrar y homenajear a quienes, conocidos o anónimos, arriesgaron su estabilidad laboral y familiar y en algunos casos su propia vida, por un ideal de convivencia y dignificación del trabajo de la clase obrera en el ferrocarril. Así que os lo digo con toda sinceridad no os lo perdáis.

Francisco Naranjo Llanos
Director de la Fundación Abogados de Atocha