LEMA DE ESTE BLOG

Lema de este Blog:

...Vivir consiste en construir futuros recuerdos.(Ernesto Sábato)

LA LLAMA DE LOS ABOGADOS DE ATOCHA

José Antonio Martín Pallín: Premio "Abogados de Atocha" 2015 de CCOO CLM 

En primer lugar y en nombre de la Fundación Abogados de Atocha quiero agradecer a CCOO de Castilla la Mancha y a la Fundación  del Instituto de  Estudios Sociales por la invitación que nos  habéis hecho para participar en este acto. Gracias José Luis Gil y Antonio Arrogante por lo que os toca.

Igualmente  saludo a los responsables políticos del PSOE, IU y Podemos que están aquí con nosotros y de forma especial al Presidente del Colegio de Abogados, José Sánchez Recuero, por cierto y dicho sea de paso, decirle que el pasado año 2014 ya llegamos a un acuerdo de colaboración con el Consejo General de la Abogacía para que este nos patrocine el premio Abogados de Atocha que otorga la Fundación cada 24 de enero en Madrid. Y por supuesto un saludo a todos los que nos estáis acompañando hoy en este precioso salón de actos.

Quiero comenzar mi intervención recordando y homenajeando a los fallecidos y heridos por  criminal atentado de Charlie Hebdo, condenando el atentado y también por su similitud  al crimen de los Abogados de Atocha.

El atentado de Paris del 7 de Enero de 2015,  fue realizado por unos fanáticos pistoleros, evocando el nombre de Mahoma y al grito de “Alá es el más grande”  en un ataque criminal  que causo  la muerte a doce personas, quedando otras once  heridas de diversa consideración y el atentado de Atocha 55 fue cometido por  fanáticos pistoleros de extrema derecha para salvar a la España de las hordas rojas, marxistas y ateas.

El atentado de Atocha fue un ataque a la libertad democrática de unos abogados que su “único delito” era trabajar por defender la libertad jurídica y sindical de un movimiento obrero y vecinal  oprimido por el franquismo y el atentado  de  Paris  ha sido un ataque a  la libertad de expresión de unos profesionales que el “único delito” que habían cometido fue escribir y dibujar en un periódico satírico.

Por eso hoy somos Charlie Habdo, lo mismo que hace 38 años éramos y seguimos siendo de los Abogados de Atocha.

En fin, una vez dicho esto, recordar una vez más que hace 38 años, cada  24 de enero, se conmemora el aniversario de los Abogados de Atocha, esos mártires de la libertad que fueron vilmente asesinados el 24 de enero de 1977 en el despacho de Atocha 55.

El atentado fascista de ese lunes negro, venía precedido por la huelga en el transporte interurbano, la muerte el 23 de enero del estudiante Arturo Ruiz por disparos de los guerrilleros de Cristo Rey y el fallecimiento el 24 de enero de Mari Luz Nájera por impacto de un bote de humo de la policía. Ese mismo día, por la noche, un grupo de pistoleros perpetra la que fue llamada La Matanza de Atocha

Esa noche un grupo de pistoleros de extrema derecha irrumpieron en el despacho de los abogados laboralistas de CCOO y del PCE situado en la calle Atocha en Madrid y ametrallaron a las nueve personas allí presentes. Fallecieron los abogados:
- Luís Javier Benavides Orgaz, Javier Sauquillo Pérez del Arco, Serafín Holgado de Antonio, Enrique Valdelvira Ibáñez y el sindicalista: Ángel Rodríguez Leal, resultando gravemente heridos: Luis Ramos Pardo, Miguel Sarabia Gil, Dolores González Ruiz y Alejandro Ruiz-Huerta Carbonell.

De los abogados heridos solo nos queda aun con nosotros Alejandro, pues Luís y Miguel fallecieron hace ya varios años y Dolores González, nuestra querida Lola, nos ha dejado hace solo tres semanas.


En las fechas del atentado yo era un joven sindicalista de RENFE, tenia 30 años, y conocía el despacho de abogados por algunos compañeros del transporte que se reunían allí. (Años después me dijo su hermano José Luís, que Ángel Rodríguez tenía mi número de teléfono en su agenda). Viví aquellos sucesos con enorme intensidad y porque no decirlo, con miedo. En esas fechas mis hijos tenían, cuatro años el mayor  y cuatro meses el pequeño.

Mi recuerdo del 26 de enero día del entierro de los compañeros asesinados es muy fuerte, ya que entierro que se convirtió en una de las manifestaciones más multitudinarias conocida en España, durante la transición, manifestación que colapsó la ciudad entera en absoluto y sepulcral silencio. Para mí ha sido la más impresionante y emotiva manifestación que he asistido en mí vida y he asistido a cientos.

Aquellos miles y miles de hombres y mujeres, aquella tensión contenida, aquel silencio, solo roto ya en el cementerio, con algunos vivas a los muertos y por el canto de la internacional, fue algo que el pueblo de Madrid, el país entero, nunca olvidará.


Después y a lo largo de estos 38 años, desde CCOO, hemos recordado y homenajeado  año tras año a los compañeros laboralistas, así como impulsado propuestas para dar a conocer lo que ha supuesto la lucha de estos compañeros por la libertad y por la democracia.

Fruto de estas propuestas, es el hecho de que  40 pueblos de nuestro país,  en especial en Madrid, Castilla la Mancha y Salamanca, tengan un reconocimiento, -un parque, una calle, una plaza, un monumento, un centro de formación, etc.- dedicado a estas víctimas del terrorismo fascista.

En el año 2004 y en el marco del 8º Congreso regional de CCOO de Madrid, se creo la Fundación Abogados de Atocha, con el fin de mantener viva la memoria de aquellos compañeros laboralistas que dieron la sangre y cinco de ellos la vida, para que esta generación pudiéramos vivir en libertad y democracia.

Desde entonces y a lo largo de estos 11 años, la Fundación ha concedido una serie de premios y reconocimientos, entre otros, a Marcelino Camacho y Joaquín Ruiz Jiménez, a la Unión Militar Democrática, (UMD), a las mujeres de los presos políticos del franquismo, al colectivo Justicia Democrática, a Domingo Malagón y Marcos Ana, al colectivo de Abogados Saharauis, a la Fiscalía General de Guatemala, al escritor y economista José Luís San Pedro, al abogado Manuel López, al Proceso 1001, a la Asociación11m, Afectados por el Terrorismo, etc.

Este año 2015 el Patronato de la Fundación acordó premiar y reconocer a la jueza  María Servìni, la jueza de la Querella Argentina contra los crímenes del franquismo y a los artistas que protagonizaron la gran  Huelga de Actores de 1975, -este mes ha hecho 40 años- premio que recogió en nombre de todos ellos, el conocido actor Juan Diego.

También al comienzo de este año hemos puesto en marcha una modesta pero interesante exposición, especialmente dedicada a los diez primeros premios y reconocimientos de la Fundación, otorgados en la década 2004/2014, exposición que habéis podido ver en la entrada de este salón.

Aquí, como bien nos comentaba Antonio Arrogante, el Gobierno del PSOE de Castilla-La Mancha, instauro en 2002, coincidiendo con el 25 aniversario del atentado, el premio internacional “Abogados de Atocha”, y durante siete ediciones, reivindicó los valores más profundos de la democracia, la libertad y la justicia social, atorgando los premios a las personas que también nos recordaba Antonio.

Y fue a partir del  2012 con el Partido Popular en el Gobierno Regional, con "Atila de Cospedal" al frente, cuando ya se dejaron de  conceder estos premios.

Pero gracias al empeño de CCOO de Castilla la Mancha y su Fundación Instituto de Estudios Sociales (IES), se continua recordando en esta región el espíritu de libertad y justicia de los Abogados de Atocha, ya que tanto en 2012 como en 2013 se realizaron actos en su recuerdo y para culminar,  en 2014 recuperasteis de nuevo el premio “Abogados de Atocha” y que el pasado año  se otorgo  a esa gran mujer y gran persona, que es… Manuela Carmena.


Sobre el premio de este año destacar de la persona propuesta su lucha por las libertades y los derechos humanos en sus diferentes  lugares por donde ha pasado, entre otros por la Asociación de Jueces para la Democracia, la Unión Progresista de Fiscales, la Fiscalía del Tribunal Supremo y por supuesto  por el colectivo Justicia Democrática, colectivo al que la Fundación concedió un galardón en el 2010, coincidiendo con los 40 años de su creación en 1970.

En la Fundación consideramos que hay que preservar el recuerdo y la memoria y reconocer siempre a las personas que han luchado o luchan por la justicia, por los derechos y las libertades, así que en nombre de la Fundación Abogados de Atocha damos nuestra más sincera enhorabuena por este merecido premio a José Antonio Martín Pallín. Gracias por ser como eres y que continúes siendo igual.


En fin para ir terminando reiterar una vez mas, que al igual que los derechos sociales y laborales no se heredan y hay que defenderlos cada día, la llama de los Abogados de Atocha es necesaria que este encendida todos los días para así no olvidar sus enseñanzas y seguir recordando y llevando a la practica el espíritu de Atocha, que se concreta esencialmente en los valores de libertad, igualdad y justicia.

Desde la Fundación Abogados de Atocha es nuestro compromiso y por ello quiero terminar con la frase del poeta Paul Eluard y que tanto le gusta decir a nuestro Presidente y sobreviviente de aquel vil atentado, Alejandro Ruiz-Huerta y que se ha convertido en nuestro lema: “Si el eco de su voz se debilita, pereceremos”.


  Francisco Naranjo Llanos , director de la Fundación Abogados de Atocha.

LOS ABOGADOS DE ATOCHA Y EL REGIMEN DEL 78

El pasado 24 de enero se cumplieron 38 años de la matanza de los abogados laboralistas en el despacho de Atocha, 55 de Madrid. Un atentado terrorista que quedó para siempre en la memoria de todos los españoles. 

Esa noche de 1977, un comando terrorista de ultraderecha entró en el despacho de abogados laboralistas de Comisiones Obreras y militantes del Partido Comunista de España. Asesinaron a cinco personas y dejaron gravemente heridas a otras cuatro. Resultaron muertos los abogados Javier Sauquillo, Luís Javier Benavides, Enrique Valdelvira, Serafín Holgado y el sindicalista Ángel Rodríguez Leal, resultando heridos Alejandro Ruiz-Huerta, Dolores González, Luís Ramos y Miguel Sarapia. 

Ahondando entre otros, en un excelente artículo de opinión de Héctor Maravall, "La matanza de Atocha y la lucha por la democracia", escrito hace unos días, es posible hacer alguna consideración más, relacionando aquellos momentos de la dramática historia de la dictadura y la transición en nuestro país con algunos debates de actualidad. 

Como es conocido, el crimen de Atocha fue sin duda la acción violenta más terrible de la transición pero ni mucho menos la única ni la última. Ese mismo día, una estudiante, Mary Luz Najera, había muerto en las calles de Madrid y el anterior otro estudiante, Arturo Ruiz, también resultó asesinado. Las muertes violentas no dejarían de estar presentes en esos años, sin olvidar el terrorismo de ETA, que cada dos por tres nos dejaba con el alma en vilo o del GRAPO que siguió actuando en contra del proceso democrático. 

Así estaba la situación en enero de 1977, cuando unos meses después se legalizo el PCE y meses mas tarde los sindicatos de clase.

Mi reflexión parte de la base que si estos mártires de la libertad que fueron Los Abogados de Atocha, vilmente asesinados en enero del 77, hubieran sobrevivido, hoy seguirían defendiendo la política que CCOO y el PCE, su partido, concibió en la transición y que en parte se plasmo en la Constitución de 1978, teniendo en cuenta la correlación de fuerzas, y mostrarían su indignación con la tergiversación o ignorancia de quienes hoy hablan de pacto de castas, de régimen del 78, o de cerrojo a la democracia.

En aquellas fechas no hubo  favores del franquismo, los avances democráticos y los derechos se consiguieron gracias a las movilizaciones, con grandes huelgas y con aquella gran campaña por la libertad, la amnistía y los estatutos de autonomía. 

Pues de todos debería ser conocido que la transición no fue ni mucho menos un camino de rosas ni un pacto de castas. Todos, absolutamente todos los 20 diputados y diputadas del PCE que fueron elegidos en junio de 1977, en la primera legislatura democrática, habían sido victimas de la represión, habían conocido cárceles, exilio, peticiones de pena de muerte, etc…y a mi entender ninguno era casta, o quizás alguien en su sano juicio puede considerar casta a personas como Dolores Ibárruri, “Pasionaria”, Santiago Carrillo, Gregorio López Raimundo, Cipriano García, Jordi Sole Tura, Simón Sánchez Montero. Fernando Soto, Ignacio Gallego, Marcelino Camacho, etc, etc.


Ellos lo que sí sabían era el valor de la libertad y por ello lucharon para lograr una constitución democrática y pelearon por ella, sabiendo que no eran mayoría en las Cortes Generales y que tenían que consensuar con socialistas, nacionalistas y el centro derecha de Adolfo Suárez. 

Eso sí, tuvieron la satisfacción de comprobar que muchas de las propuestas que había reivindicado la clase trabajadora y los demócratas durante muchos años fueran recogidas con mayor o menor medida en aquella Constitución del 78 y lograron, junto con los sindicatos, los socialistas y el centro derecha, que tan solo unos meses antes todavía no aceptaba la legalización del PCE, un consenso que hizo posible que en España se pactara en aquellos momentos la Constitución mas progresista de Europa, refrendada por cerca del 90 por ciento de los votos en el referéndum de diciembre de 1978.


Otra cosa es lo que ha pasado desde entonces hasta la fecha, cuestión que daría para una reflexión mucho más amplia con el fin de analizar los cerca de 40 años trascurridos y los cumplimientos e incumplimientos constitucionales de los respectivos gobiernos que nos ha tocado vivir o sufrir a lo largo de estos años, pero hoy con esta opinión y aunque no este de moda solo quería reivindicar y defender el valor de aquella transición. 

 En fin para finalizar reiterar una vez mas, que al igual que los derechos sociales no se heredan y hay que defenderlos cada día, la llama de los Abogados de Atocha es necesaria que este encendida todos los días para así no olvidar sus enseñanzas y seguir recordando y llevando a la practica el espíritu de Atocha, que se concreta esencialmente en los valores de la libertad, la igualdad, la justicia. Desde la Fundación Abogados de Atocha es nuestro compromiso.

Francisco Naranjo Llanos
Director Fundación Abogados de Atocha